domingo, 1 de mayo de 2016


Rómpete la espalda, y te irá bien


¿No se cumplen tus sueños?
¿Tus amigos se ensañan con tu pasión?
¿Temes no llegar muy lejos?
Tranquilo, todo llega, si lo haces con amor.

Y perseverancia.
Rómpete la espalda, y te irá bien.
Lucha, no te detengas, actúa con audacia.
No escuches a los que quieren verte caer.

Porque esos serán los primeros en aplaudirte.
Y los últimos en creerlo.
Lucha, con la cabeza en alto, y sin rendirte.
Hay tantas víboras como ingenuos.

Y tú no eres ninguno de ellos.
Eres un luchador.
Que pelea con fuerza por sus sueños.
Eres un gladiador.

Y el mundo será tu coliseo.
Y los envidiosos las fieras.
Golpea con la determinación de tu sentimiento.
Esquiva sus colmillos, no te detengas.

Estás rodeado de fantasmas.
De Entes psicóticos que viven para respirar.
Pero tú no eres como ellos, tú quieres lograr la hazaña.
Más grande y peligrosa que hay.

Quieres alcanzar tus sueños.
Y yo te digo: rómpete la espalda, y te irá bien.
Hazme caso, no abandones el sentimiento.
Lucha por no dejarlo caer.

Porque algún día, llegará el gran día.
En el que emerja el fruto de tu acción.
Y puedas descansar, con una sonrisa.
Con la sensación de haber cumplido tu misión.

Los demás no existen a la hora de las decisiones.
Nadie puede decirte qué ser ni hacer.
Siempre es bueno tener ambiciones.
                                                    Rómpete la espalda, y te irá bien.                                                          


Copyright © 2016 Alexander Nells. All rights Reserved.